Wiki Fanon Cuarentamil
Advertisement

Zortria Secundus, uno de los mundos con mejor infraestructura de su sector, sus plantaciones hidropónicas abastecían a practicamente toda la población, sus fundiciones y forjas producían todo tipo de material para la Guardia y la Flota imperial del sector.

Y todo estos engranajes de su formidable capacidad de gestión y producción deben ser agradecidos al cogitador arcanotecnológico que está encerrado en la Forja-Fortaleza de Xon, en la que el consejo de tecnócratas gobernantes desempeñaban su papel para con su pueblo.........Hasta que sustituyeron al pueblo por sus propios deseos.

Durante meses, la soledad de la fortaleza hizo mella en los gobernantes que, en cuestión de años, acabaron por abrazar el Caos bajo el estandarte del Dios del Cambio, y en pocos meses la totalidad del planeta hizo lo mismo, atrayendo a grupos de saqueadores y renegados caóticos bajo el amparo de este mundo, provocando por todo su subsector una oleada de violencia y destrucción, que obligó a responder a la Guardia Imperial.

Cuando la campaña acabó en un punto muerto, los marines espaciales del capítulo de los Arcángeles Rojos pertenecientes a la 3ª y 7ª compañía, que volvían de una exitosa campaña contra los orkos del kaudillo Rebientapiñoz, decidió asediar el planeta que originó toda aquella oleada de herejía y guerra.

Pero descubrieron que otro capítulo había llegado antes.

Cuando identificaron la nave insignia capitular como perteneciente a la Guardia de las Sombras, propusieron un ataque conjunto, que los hermanos de batalla de la Guardia de las Sombras negaron a aceptar, asegurando que sus marines y la Guardia Negra podían encargarse sin problemas, por lo que sería mejor que esperaran en órbita como tropas de refuerzo.

Pese a lo dicho por el oficial de la flota del capítulo, los Arcángeles organizaron una ofensiva contra varias zonas del planeta, incluyendo la ciudad que rodeaba a la inmensa Forja-Fortaleza, ahora convertida en un inmenso monumento de Caos dedicado al Dios del Cambio y dedicado a construir armas y equipos para sus seguidores, ahora bajo el mando del hechicero del Caos Nirtthikus de los Mil Hijos.

Los Arcángeles Rojos

Sombras del Imperio

El Capitán de la 3ª Compañía caminaba por la calle medio derruída de la ciudad, su melena blanca, decolorada como la de todos los de su capítulo, ondeaba al viento que transcurría entre las ruinas de lo que antaño fue una bella ciudad imperial. Una escuadra tactica de Guardias de las Sombras lo seguia de cerca, con las armas preparadas y los sentidos alerta.

-Aquí Strelok Stalk, solicitó la presencia de tres escuadras de la Guardia Negra acompañadas de un Leman Russ- Ordenó el astartes a traves del comunicador que llebaba en la gorgera de su peto, al tiempo que hacía señas a sus hermanos de batalla para que avanzaran.

Cruzaron la calle hasta que se encontraron cara a cara con un atrincherado grupo de renegados, que dispararon sus torretas de bolter pesado contra los marines leales, que se ocultaron rapidamente tras la pesada cobertura de los edificios en ruinas en cuanto las armas comenzaron a disparar.

Strelok disparó su pistola de plasma, matando a uno de los cultistas y vio como el hermano Persus se lebanto tras la cobertura y disparó su bolter contra el nido de ametralladoras, matando a dos de los cultistas. Tras los herejes surgió un marine de armadura colorida y deformada de maneras extrañas, propias de la disformidad.

El marine traidor disparó un bolter de aspecto dañado, hiriendo al hermano de batalla en su brazo izquierdo, obligándole a retirarse tras lo que antaño fue un muro de piedra.

-¿Cuando va a llegar el apoyo? Necesito ese blindado ¡Ya!-Bramó el capitán por su sistema de comunicación.

-Señor, nuestras tropas de apoyo están bloqueadas en un fuego cruzado a quinientos metros, tardarán en rechazar a los enemigos- Comunicó un soldado por el auricular. De fondo podían escucharse los disparos de armas laser y el inconfundible sonido del cañon del Leman Russ.

El capitán no hizo ninguna gesto. Estaban solos.

Strelok hizo una seña al hermano Corvus para que arrojara una granada de fragmentación. El marine espacial abandono la cobertura y, tras arrancar la anilla de la granada la lanzó, aterrizando esta junto al bolter pesado de los herejes.

Los cultistas que operaban el arma trataron de huir pero no fueron lo suficientemente raudos, siendo destrozados junto a la torreta fueron en una nube de sangre y muerte que acabó con la inmensa mayoría de ellos.

El resto de la escuadra salió de sus escondites, disparando contra los supervivientes. El hermano de batalla Jounus disparó a un cultista con su bolter, partiéndolo en dos, pero cayó momentos despues cuando un proyectil que provenía del bolter del marine traidor impactó en su casco atravesando el craneo del guerrero leal.

El capitán avanzó bajo la cobertura de sus hermanos hasta la posición del traidor, en la cima de una trinchera formada a partir de los escombros de un edificio, dispuesto a vengar a su hermano caido. El marine traidor, viendo que no seria capaz de maniobrar con su arma los suficientemente rapido, solto el bolter y desenvaino su cuchillo de combate. El hereje lanzó una cuchillada destinada al cuello del capitán que la esquivo con habilidad y hundiendo a Muerte Roja, su brillante espada reliquia en el casco del traidor, acabando con su vida.

Tras asegurar la posición y confirmar de que no había ningún enemigo más cerca reunió a sus soldados.

-Bien hecho hermanos -Dijo el Capitán a su escuadra para, seguidamente, mirar al apotecario- Hermano apotecario, quedate aquí con un par de hermanos para atender a nuestro herido y retirar la sagrada semilla genética del capítulo del cuerpo del hermano Jounus. Luego dirijios hasta la trinchera doce. La Guardia ha montado una cabeza de playa muy bien asegurada, y vuestra ayuda les vendría bien para que así siga siendo- Proclamó el capitán, que avanzó junto a tres hermanos de batalla para poder apoyar a su asistentes.