FANDOM


El Proyecto Aquiles es una serie de investigaciones y experimentos que los miembros del Adeptus Mechanicus y el Adeptus Biologis del sector Namether llevaron a cabo  por orden del gobernador sectorial para desarrollar un proceso de augmética con el fin de lograr una fuerza de élite para el SICOM.

Tras varias décadas y docenas de pruebas fallidas, el Proyecto Aquiles tuvo éxito, y se empezó a someter al proceso de acrecentamiento a varios voluntarios del SICOM. A pesar de que un porcentaje relativamente alto de ellos no lograron superar el proceso (ya fuera por falta de capacidad o por que no consiguieron sobrevivir), la primera generación de Secutores entró en acción durante la Invasión de Namether, y obtuvo excelentes resultados.

El proceso de acrecentamientoEditar

El proceso de acrecentamiento al que los agentes del SICOM son sometidos dura entre dos y tres años, dependiendo del individuo. Actualmente se lleva a cabo en los niños nacidos en el SICOM que demuestran ser aptos (y, al recibir un tratamiento más extenso, el suyo dura entre cinco y ocho años), pero los primeros súpersoldados del SICOM recibieron las mejoras siendo adultos, lo que hizo que  sobrevivieran menos que de haber estado en edad de desarrollo, y que la mayoría tardara más de lo esperado en asimilar las mejoras.

Los primeros pasos consisten en varias sesiones de tratamientos químicos en los que se altera la cantidad de glóbulos rojos en la sangre del individuo, de manera que ésta pueda llevar más oxígeno a las distintas partes del cuerpo en caso de esfuerzo, reduciendo exponencialmente el desgaste. Estas sesiones (en los sujetos en edad de desarrollo) se combinan con inyecciones en la estructura ósea del individuo, de manera que a lo largo de un tiempo sus huesos se desarrollan con mayor intensidad, se hacen más largos y algo más anchos, y se vuelven mucho más resistentes. Estos primeros tratamientos no causan un gran impacto en el sujeto, más allá de fatigas puntuales pero intensas y náuseas de vez en cuando, aunque depende mucho del grado de aceptación al tratamiento de la persona.

Antes de que la primera fase acabe, al aspirante a súper soldado se le administran varias inyecciones de complejos proteínicos intramusculares a lo largo de la primera etapa del tratamiento. Esto hace que el desarrollo muscular sea mayor al de un humano normal, pero tiene sus riesgos: un pequeño porcentaje de los agentes sometidos a este proceso sufren un aumento fatal de la actividad cardíaca. 

El siguiente paso consiste en el implante en el tiroides de una cápsula que contiene sustancias químicas que potencian los elementos óseos y musculares del cuerpo. Los efectos secundarios de esta fase son raros casos de elefantiásis, y la supresión del deseo sexual, también en casos aislados. Casi al mismo tiempo, se empieza a administrar al sujeto un tratamiento juvenant para asegurar la larga vida y el óptimo estado físico y mental del súper soldado durante su largo período de servicio.

Después, se implantan vasos capilares reforzados junto a los conos y los bastones de la retina del individuo. Esto aumenta exponencialmente la capacidad de vista del sujeto, pero hay un pequeño riesgo de causar ceguera total. También se aplica un tratamiento químico a la visión del sujeto, de manera que la visión nocturna se desarrolla poco a poco en él, y se completa en unos meses, o en un año en raras ocasiones. Durante esta etapa también se trata al individuo con diversas drogas y se le colocan determinados microimplantes para aumentar su capacidad auditiva y el sentido del olfato.

Uno de los últimos pasos es la manipulación de los nervios del individuo, y el implante de una unidad de impulsos mentales y un potenciador neuronal en el interior de su cráneo. Los efectos causados por este tratamiento consisten en un gran aumento de los reflejos, inteligencia y creatividad del súper soldado, además de poder conectar con la mayoría de espíritus máquina mediante la unidad de impulsos mentales. Los efectos secundarios son casos aislados de Parkinson o la extremadamente rara parálisis en determinadas zonas del cuerpo, solucionable mediante terapia y tratamientos químicos o implantes biónicos.
Agente Secutor Damen Ragnei

Agente Secutor Damen Ragnei.

Una vez el desarrollo físico del individuo ha finalizado casi del todo, se implantan refuerzos mecánicos en la estructura ósea del sujeto, y una capa subdermal de micromalla autoregenerativa, capaz de cerrar heridas relativamente profundas con rapidez, detener el sangrado antes de que pueda causar problemas y que contribuye a las capacidades regenerativas en general del súper soldado. La micromalla regenerativa ha demostrado ser un inesperado conductor de oxígeno, para sorpresa del Adeptus Biologis. También se implantan músculos sintéticos en los propios músculos del súper soldado.

El paso final consiste en el implante de inyectores de estimulantes en las partes biónicas sujetas al esqueleto y los músculos. El súper soldado segrega las sustancias estimulantes cargadas en los inyectores a partir de su dieta especial. Las sutancias que contienen estos inyectores son:

- Adrenalina Alfa: Una versión más fuerte de la adrelina, que podría ser fatal para un humano normal, pero que es inocua para el Secutor, gracias a su resistencia a las drogas y su organismo superior. El súper soldado no precisa de una dieta especial para producir esta sustancia.

- Lupus: Es una droga que aumenta los sentidos de la vista, el oído y el olfato del individuo durante unos minutos. Su abuso en un breve espacio de tiempo puede causar daños temporales en los órganos sensoriales afectados por esta droga.

- Ursus: Droga que aumenta durante unos minutos la fuerza y los reflejos del individuo. Es difícil de producir, de manera que es escasa en el organismo del súper soldado.

A lo largo del proceso de acrecentamiento, los aspirantes ejercen un ejercicio físico muy controlado, ya que gran parte del tiempo sufren de diversas dolencias, de manera que se dedican a estudiar y desarrollar sus mentes y conocimientos ampliamente. El ejercicio físico se lleva a cabo antes del comienzo del proceso de acrecentamiento, y algunos de los niños no sobreviven a ello. Aprenden artes marciales, técnicas de lucha de todo tipo y son sometidos a un entrenamiento militar muy intenso desde edades muy tempranas.

Los efectos secundarios generalizados (e inesperados) de todo el proceso son un aumento exponencial de la violencia del súper soldado en situaciones de combate, y un aumento impresionante de la creatividad para matar del individuo. Por suerte, ésta agresividad no llega a los extremos de los infames Guerreros Glandulares.

Estado actual del Proyecto AquilesEditar

Agente del SICOM codigo encriptado ''Krypta''

Agente Secutor del SICOM [CLASIFICADO]

Actualmente, el Proyecto Aquiles ha dado cuatro generaciones de súpersoldados, y hay aproximadamente un total de dos mil Secutores en el SICOM, y un 75% de los cuales han sido sometidos al tratamiento en su edad de desarrollo, el momento óptimo.

Los detractores del proyecto califican a los Secutores como mutantes tenebrosos y antisociales, pero los resultados que consiguen en combate mantienen sus críticas a raya: muchas batallas, e incluso guerras, se han ganado gracias a la intervención de un destacamento o un equipo de Secutores.

Estos súpersoldados tienen una gran libertad para escoger su equipo y organizar sus planes, siempre y cuando cumplan con el objetivo. Se organizan en equipos de cinco individuos, cada uno de los cuales está especializado en una función específica, aunque todos los Secutores tienen entrenamientos y conocimientos en común: pilotaje y control de vehículos, balística avanzada, diversas artes marciales, técnicas avanzadas de combate y multitud de concocimientos dignos decualquier élite de la Schola Progenium.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.