FANDOM


¿Badab? Badab estaba acabado, nuestro Señor del Capitulo muerto en duelo,¿Que nos quedaba? Esperanza, el emperador protege, todos los miembros restantes de los Halcones de Fuego estaban en la Rapturus Rex, ya teniamos nuevo destino, en el subsector del Mundo del Cuervo, teniamos ordenes de apoyar en un combate contra una flota de piratas Eldar, un salto en la disformidad de 120 años luz, no parecia preocupante, la flota comenzo a coger velocidad, pero a veces, las apariencias engañan.

Nos internamos en la Disformidad, el viaje estimado era de una semana, pero hubo un numero, uno que se quedo grabado en todos los presentes allí. El dia 5, ese fue, los velocimetros de toda la flota bajaron hasta que toda ella quedo como atrapada en la disformidad, no habia avance, los Navegantes no sabian el motivo. Una luz cegadora irrumpio en el "no espacio" en ese momento, el Comandante de Barcaza Aticus comenzo a dar ordenes a diestro y siniestro, sabiendo perfectamente lo que se avecinaba.

-¡Refuerzen los campos Geller! Esa maldita tormenta va a acabar con nosotros-Entonces abrio el comunicador, y establecio el canal personal con Dyron Courbray,capitan de la primera compañia.

-Capitan, una tormenta de la disformidad, los demonios podrian intentar abordarnos en cualquier momento, ten a tus hombres preparados.

-¡Mierda! Este viaje nunca me parecio buena idea, tendre listos a mis hombres para contrarestar un posible abordaje, comunica a toda la flota que los servidores se refugien y que intenten salir de esta zona, que esperen en el exterior del sistema del Cuervo.
Image

La orden corrió como la polvora por toda la flota, ninguna nave consiguió volver a moverse, bueno si hubo una...

Elam Courbray, capitan de la 8ª compañia, hermano directo del capitan de la primera, como compañia de reserva, viajaban en otra nave para estar preparados para atacar en cualquier momento, el Crucero de Asalto Estrella Del Sacrificio, una nave que queria con su alma y defenderia a muerte, las ordenes de su hermano eran claras, intentar salir de la zona y estar preparados para un abordaje.

No le entraba en la cabeza porque su crucero se habia detenido, así que hizo lo que habia que hacer, bajo corriendo a la sala de maquinas, el reactor de plasma parecia estar bien, pero la pequeña estrella azul que deberia estar alli, parpadeaba intentando apagarse, Courbray llamo a un servidor, que acudio inmediatamente.

-Se esta apagando, no permitire que mi nave quede aqui estancada, encendedla otra vez, reduce la actividad de la nave al minimo, haga lo que sea, pero saquenos de aqui.

-Señor...Eso podria dar resultado...pero, al minimo?

-Si, escudos de vacio, luz, comunicaciones, controles automaticos... todo! deje solo el campo Geller- El capitan salio de la sala de maquinas y corrio al puente mientras gritaba ordenes a su compañia para prepararse ante la amenaza inminente.

Llego al puente y saltandose todo tipo de protocolos fue a hablar con su Comandante de Barcaza.

-Adirus, necesitamos toda tu destreza, las funciones de la nave seran reducidas al minimo, apenas quedará el campo Geller, tomarás el control de la nave, avisame en cuanto tengas potencia en los reactores.

-Oh mi señor es un gran honor para mi.

-Dejate de formalismos, dijo Elam señalandole la silla desde la que se podia dirigir la gran barcaza.

Todo se hizo oscuro, se apagaron todas las pantallas excepto la de Adirus.

-¡Listo capitan!¿Rumbo?

-Al centro de la tormenta.

Fue una maniobra arriesgada, Elam Courbray parecia seguro de lo que hacia, como si tubiese un plan, y lo tenia, que su nave fuese enguida para poder salvar al resto de la flota y a sus hermanos, un sacrificio y una muerte digna. la nave se dirigia directamente hacia el centro de la tormenta, pero aun quedaban muchas dificultades.

-¡Capitan! Ha caido el campo Geller!- Dijo Aridus con una expresion de miedo que nunca habia visto en su cara.

Elam ni se molesto en contestar, pues la alarma de la barcaza hablo por el.

-¡Amenaza proxima! Entes no reconocidos, tomen puestos de combate.

Todas las escuadras de la 8ª compañia estaban armadas y listas defendiendo puntos estrategicos como el reactor de plasma o el puente de mando.

La nave se estremecio con el fuerte impacto de un rayo que hizo chisporrotear toda la estructura, grupos de demonios aparecieron de la nada por toda la nave, pero por fin, un golpe de suerte, el rayo habia sobrecargado en generador de plasma y la nave recupero plenas funciones ademas de su campo Geller.

Segun los demonios aparecieron, los Halcones de Fuego dispararon todo cuanto pudieron contra ellos, se escuchaban disparos por toda la barcaza, Courbray mando a las dos escuadras que defendian el puente a apoyar a sus hermanos.

En algun lugar cerca de la armeria, se disputo un combate que otorgo a el Sargento Cassidus su titulo, "Duelista", alli, en la armeria estaban refugiados todos los tripulantes que no estaban de servicio en ese momento, un desangrador que habia quedado sin matar, detecto el miedo en esa zona, se dirigio hacia alli rapidamente con la idea de saborear su sangre, pero no tuvo esa suerte, Cassidus le vio doblando una esquina, y le siguio, antes de que el demonio pudiese alcanzar su objetivo, Cassidus saltó delante de la puerta de la armeria.

-¡Demonio, si quieres profanar esta sagrada barcaza, será por encima de mi cadaver!-Dijo Cassidus completamente lleno de ira.

-Simple mortal, Khorne exige sangre, y yo su fiel seguidor, le obsequiare con la tuya.

-Si tan seguro estas, ven a por mi-Dijo Cassidus desenfundando su espada sierra con la mano derecha.

Casi saboreando la sangre de su oponente el desangrador cargó contra el marine con su espada en alto, Cassidus esvozó una sonrisa y desenfundo rapidamente su combilanzallamas.

-El fuego...purifica-Dijo antes de iluminar toda la sala con la carga incendiara y atrapar al demonio en ella.

Cassidus se acerco al demonio en llamas y realizo su ejecucion, a la perfeccion, como siempre hacia en los desafios.

-Por el emperador, mas alla de la muerte- Murmuró golpeandole la pierna al desangrador con el reverso de la espada sierra, con el consiguiente grito de dolor del desangrador.

-Por el fuego, que purifica a los impuros- siguió, a la vez que dio un puñetazo al demonio dejandole con la cabeza hacia un lado, fue entonces cuando paso a coger la espada con las dos manos

-¡POR ZHOROS, ESTA ES MI VENGANZA!- Grito de tal forma que se oyó en toda la zona de la barcaza, acto seguido dirigio su mandoble al cuello del demonio, cuya cabeza cayó separada del cuerpo.

Cuando los demas llegaron a la armeria se encontraron al sargento con una rodilla en el suelo y la espada sierra frente a el. detrás suya un desangrador yacía sin cabeza. tras reagruparse todas las escuadras corrieron al puente, dandose cuenta de que lo habian conseguido, no sabian como ni donde estaban, pero era un planeta, como salieron exactamente de esa tormenta fue algo que Aridus se llevo a la tumba y solo Elam Courbray sabe.
Tormenta

La euforia inicial se apago enseguida, al ver que ninguna otra nave habia salido de ese espantoso lugar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.