FANDOM


Frederic Altek es un hermano de espada de los Cruzados Celestes, y ahora sirve como acólito del Inquisidor Klaus Raidah.

JuventudEditar

Frederic solo era un niño de diez años cuando su mundo natal fue asaltado por múltiples fuerzas enemigas al Imperio, en el conflicto se implicaron los taimados eldar, los salvajes orkos y los traidores marines del Caos llamados Guerreros de la Oscuridad.

Como respuesta el Imperio envió regimientos de la Guardia Imperial de Reighmar y la flota Cruzada del Mariscal Harther de los Cruzados Celestes también partió en ayuda de aquel mundo.

La Guerra y la devastación convirtieron en una mera roca sin vida el mundo natal de Frederic, pero él con suerte sobrevivió y tras una gran guerra, el Mariscal Harther ordenó construir una Fortaleza-Monasterio para reclutar a los más aptos como neófitos para la cruzada. Frederic tenía un buen estado físico y psícologico a pesar de lo que había vivido, además de una fe inquebrantable, lo que hizo de que tras mucho entrenamiento y las operaciones necesarias, se convirtiera en un neofito de la cruzada del Mariscal Harther.

Entrada en los Cruzados CelestesEditar

Cuando Frederic entró en la flota cruzada, se le asigno al Iniciado Carber como su tutor y maestro, durante muchos años haciendo labores de escudero para su tutor, Frederic había entrado pocas veces en combate, pero había aprendido mucho sobre la doctrina del capítulo y su modo de lucha, y tras varios años más en la lucha de Kareik IV contra los orkos, Frederic fue nombrado Iniciado, y en la batalla demostró su lealtad y devoción para con el Emperador, lo que hizo que obtuviera el respeto de sus hermanos de cruzada.

Cuando Frederic llegó a los cincuenta años terranos, la cruzada en la que estaba, se vio asaltada por una flota de piratas eldar oscuros, en una lucha frenética contra los xenos los Cruzados lograron la victoria, y a pesar de las bajas lograron erradicar a los xenos, tal fue la hazaña de Frederick Altek que en la lucha con el líder pirata logró cortarle la cabeza tras una dura pelea. Esto hizo que se le nombrara hermano de espada y se le concedió el uso de una espada de energía y un escudo tormenta, además del bólter que obtuvo cuando se convirtió en iniciado. 
Hermano de Espada Cruzado Celeste

Frederic Altek antes de la Purga de Bizan

Frederic se granjeó el respeto de sus hermanos de espada con acciones en el campo de batalla, entonces cuando cumpiló los 90 años terranos su flota recibió la llamada de socorro de un planeta llamado Bizan.

La Purga de Bizan.Editar

Cuando la flota de Cruzada llegó a Bizan se encontró un paraje desolador, gran parte del planeta estaba derruida o presa del fuego, los herejes y mutantes aleccionados por los astartes traidores de los Guerreros de la Oscuridad arrasaban a la poca resistencia imperial que quedaba, solo resistía un lugar, el palacio Imperial. 

Este panorama llenó de ira a Frederic al ver como un mundo tan parecido al suyo era presa de sus archienemigos, los Guerreros de la Oscuridad. El hermano de espada, junto a decenas de Cruzados Celestes bajaron al planeta en cápsulas de desembarco y comenzaron a eliminar y purgar a todo hereje, mutante, psíquico y abominación que encontraban en su camino.

Frederic junto a los hermanos de espada avanzaban para asegurar el palacio imperial, eliminando sin piedad a sus enemigos en cuestión de días lograron llegar al Palacio Imperial. El cual era asediado por herejes y mutantes liderados por un astartes traidor.

El Cruzado cargó sin piedad contra el traidor y tras una lucha encarnizada, Frederic atravesó al Guerrero de la Oscuridad y tras esto lo decapitó, una vez eliminado al astartes traidor entró en el palacio, topándose nada más y nada menos que con las tropas de asalto reighmaritas bajo el mando del Inquisidor del Ordo heréticus Klaus Raidah.

Tras este encuentro el Inquisidor y el Mariscal de Cruzada planearon la purga entera del planeta y meses después, el Inquisidor llamó al hermano de espada Frederic Altek y lo nombró acólito inquisitorial.

Aspecto físico y carácterEditar

Frederic es un hombre alto y fornido, con la cara angulosa llena de cicatrices, ojos grises y el pelo canoso, es una persona fría, fanática y llena de odio, no soporta a los tecnosacerdotes y odia a los psíquicos sobre todas las cosas, pasa gran parte del tiempo rezando y haciendo labores para el inquisidor Klaus Raidah, solo habla con el Inquisidor, los acóllitos de este y a veces con algún que otro oficial de la nave negra. 

Suele llevar puesta la servoarmadura para todo, además de portar siempre su escudo tormenta y su espada de energía, portando el bólter en el cinto al igual que varios sellos de pureza en el pecho, solo se quita el casco cuando es estrictamente necesario.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.