FANDOM


Los Cruzados Celestes son un Capítulo de Adeptus Astartes creado en la 22 Fundación y Proceden de los Templarios Negros, usando una doctrina de combate muy similar a la de sus antecesores.

Cruzados Celestes
19ª Fundación
Cruz Maltesa Celeste
Detalles
Antecesor Templarios Negros
Señor del Capítulo Kaelos
Mundo Capitular No tiene.
Fortaleza-Monasterio Flotas y fortalezas por toda la Galaxia.
Especialidad Combates cuerpo a cuerpo y corta distancia
Grito de Guerra ¡Sin temor! ¡Sin Piedad! ¡Sin Remordimientos!
Capítulos Sucesores
No se conocen
Esquema de Color
Cruzado Celeste

Mundos Natales

Los Cruzados Celestes al igual que sus antecesores no poseen un mundo capitular sino que viven en sus enormes naves naves cruzadas, ya sean las colosales Barcazas de batalla, Cruceros de asalto y otros tipos de naves como navíos de entrenamiento y las enormes naves forja. Los Cruzados celestes suelen establecer Fortalezas-Monasterio en cada planeta que conquistan o reconquistan en el nombre del Emperador. Estas fortificaciones están destinadas para reclutar y entrenar a los nuevos iniciados, además de ser el enlace de comunicación con todos los Cruzados.

El Gran Mariscal tiene su propio galeón, la Lucha Eterna, la cual viaja de Cruzada en Cruzada para llevar apoyo táctico o guía espiritual donde sea requerida. La Lucha Eterna es enorme, incluso para un navío de guerra, ha sido mejorado a lo largo de los milenios, añadiendo muelles adicionales para una mayor cantidad de naves, puertos de lanzamiento complementarios para lanzaderas y Cañoneras Thunderhawk, además de espacio adicional para albergar al doble de efectivos de los que puede transportar una barcaza normal.

Doctrina de Combate 

Los Cruzados Celestes prefieren la lucha cuerpo a cuerpo ante el combate a distancia, cara a cara con el enemigo para asegurarse de que su enemigo ha muerto y ganarse el respeto de sus compañeros.



Esto se ve complementado por el fanatismo de los hermanos de batalla Cruzados, cuya ira y sed de justicia los hace impacientes y tozudos. Avanzando hacía el enemigo sin descanso haciendo que las bajas recibidas les den más coraje y se lancen más rápidamente sobre sus enemigos, deseosos de vengar las muertes de sus hermanos.

Es costumbre antes de la batalla renovar los juramentos hechos ante el Emperador. El voto enfoca los pensamientos del iniciado en un aspecto particular de alguno de sus quehaceres y apremia a llevar a cabo actos de extremo valor, lo que los hace inclementes o incrementa su odio sagrado hacia los enemigos.

Organización

Los Cruzados Celestes son un capítulo basado en flotas. Normalmente no se reunen como capítulo, sino que están divididos en un número determinado de Cruzadas. Cada Cruzada está dirigida por un Mariscal o Castellano, mientras que el Gran Mariscal es el responsable de coordinar todas las flotas Cruzadas existentes.

Habitualmente hay tres o cuatro cruzadas funcionando a la vez, el tamaño de la cruzada puede variar enormemente: a veces contiene entre cincuenta y cien marines espaciales y, a veces, el equivalente a varias compañías de un capítulo codex.

Solo el Gran Mariscal sabe cuantos Cruzados Celestes existen aproximadamente en toda la galaxia, aunque es evidente que hay muchísimos más que en un capítulo convencional, pese a que estén desperdigados por todos los sectores del Imperio. Si algunos de los recuentos que se ha llevado a cabo son ciertos podrían existir entre cinco mil y seis mil hermanos de batalla, una fuerza a la que nadie en el Imperio podría enfrentarse en caso de que se reuniese en un único punto de la galaxia. Este hecho ha provocado la alarma en la Inquisición, sin embargo como no ha habido casos de deslealtad en sus filas, se ha decidido obviar su consideración en número. 

Las Cruzadas más grandes generalmente son divididas por su Mariscal en Compañías de combate, cada una de las cuales es comandada por un Hermano de Armas al que se le da el título honorifico de Castellano. Exisitan o no, estas compañías, las escuadras se unen y se separan de un modo apropiado para cada ocasión y los iniciados siempre lucharán con una mayor camaradería y familiaridad que bajo cualquier organización impuesta.

En diferencia a los capítulos codex astartes Las Fortalezas-Seminario reclutan a unos pocos individuos aptos para convertirse en Marines Espaciales.  A los realmente capacitados se les efectuan los implantes que los convertirán en neófitos. Cuando aproximadamente dos docenas de reclutas están preparados para recibir bioingeniería adicional, son llevados hasta alguna de las flotas cruzadas. Allí cada iniciado aceptará bajo su cargo a un neófito al cual instruirá en el arte de la guerra y las doctrinas de combate de los Cruzados Celestes, este proceso es supervisado por los Capellanes, durante este periodo se operará a los neófitos con los implantes necesarios para convertirse en astartes.

Los neófitos actuan como sirvientes para su maestro, como si de escuderos se tratase, en la nave llevan a cabo todos los quehaceres domésticos y en la batalla aprenden mediante el ejemplo del iniciado que los guía. La Compañía de Exploradores es sustituida por los neófitos, que ganan gran experiencia en diferentes situaciones de combate y reciben atención y tutelaje especiales por parte de los iniciados.

Los Cruzados Celestes también cuentan con la existencia del Campeón del Emperador. El Campeón del Emperador es el mejor guerrero de la Cruzada  y una importante figura de mando a las órdenes del Mariscal, cuyo sagrado deber es encontrar a los campeones y líderes enemigos y derrotarlos en combate singular, acabando con todo desgraciado que se cruce en su camino. Siempre hay un Campeón en combate llegandose a elegir al sucesor del Campeón en caso de que el Campeón anterior caíga en combate. El Sucesor luchará con más arrojo que su predecesor en el campo de batalla, para demostrar que es digno en sucederle. 

Los mejores guerreros de una Cruzada pasan a formar parte de la Casa del Mariscal para constituir lo que equivaldría a la primera compañía de veteranos de un Capítulo Codex. Conocidos como Hermanos de armas, estos rudos combatientes reciben un entrenamiento adicional, especialmente lo que respecta al uso de Armaduras de Exterminador.

Cuando muere un Mariscal o se ha de elegir un Gran Mariscal, es un Hermano de Armas quien ocupa este nuevo puesto. La elección se hace mediante un torneo ritual en el que los diferentes candidatos combatirán en justas entre ellos con diferentes armas y demostrarán sus habilidades tácticas y estratégicas.El ganador se convertirá en el nuevo Mariscal con la aprovación del gran Mariscal. 

Creencias

Todos los Marines Espaciales son famosos por su ferviente dedicación, pero la fe desmedida de los Cruzados Celestes al igual que la de sus antecesores, es descrita como fanática, e incluso rabiosa. Desean profundamente acabar con los enemigos de la Humanidad; y no son tolerantes con los herejes, mutantes, psíquicos, alienigenas o cualquier otro tipo de abominación. Durante toda su existencia han dado pruebas de su lealtad y han asimilado sus doctrinas al pie de la letra, de forma que no tienen ningún tipo de compasión con los enemigos del Emperador. Acabarían con la población entera de un planeta para terminar con todo signo de herejía sin atisbo de piedad; y la mera presencia de una bruja en todo el campo de batalla los enfurecería de sobremanera ya  que abominan a los psíquicos como portales de corrupción de la Disformidad, motivo por el que el capítulo no posee Librarium.

Acciones notables

M37.426 El Mariscal Kronger y sus fuerzas entablan dura batalla contra un destacamento de los Guerreros de la Oscuridad en la superficie del mundo forja de Lektpe tras meses de intensa lucha, los Guerreros de la Oscuridad y los milicianos que los ayudaban fueron erradicados de la faz del planeta, tras esto los cruzados ejercieron caza y exterminio de todo mutante, psíquico, hereje y abominación en todo el planeta, posteriormente construyeron una Fortaleza-Monasterio para recuperar las bajas recibidas y tener un flujo de neófitos constante.

M37.470 El mundo agrícola de Boafrost fue asaltado por eldar oscuros, los cruzados bajo el mando del Castellano Harguer respondieron al ataque de forma devastadora, purgando a gran parte de los xenos y de sus repugnantes brujas, el ataque fue tan salvaje que solo una pequeña fracción de los xenos logró retirarse con vida del campo de batalla.

M38.680 La flota Cruzada del Mariscal Sigfrid fue asaltada por una flota de piratas orkos, los abordajes sucedidos de un bando a otro fueron la forma de combate predominante durante toda la batalla, el Cruzado Altek conocido como el silencioso debido a un voto que hizo en el cual no hablaría hasta que sus pecados fueran expiados, fue claramente un referente en la batalla, haciendo que en el contraabordaje de los cruzados cayera gran parte de la cúpula noble de la flota xeno y tras una batalla frenética contra el Kaudillo pirata Robanavez en la cual finalizó con la decapitación, Altek fue nombrado Hermano de Espada.

M38.745 El Mundo colmena de Tarir fuertemente asediado por un destacamento del Ocaso Sangriento, que tras masacrar de forma rápida y salvaje a gran parte de la población planetaria y eliminar casi al completo a las fuerzas de defensa planetaria de aquel mundo. Entablaron una lucha encarnizada con un grupo de ataque eldar procedente del Mundo Astronave At-Ori, los eldar liderados por el Vidente Sherathror lucharon con valentía pero el poder y eficacia de las tropas de Ocaso Sangriento los desbordaba. Entonces los Cruzados bajo el Mando del Castellano Kasther descendieron en una lucha sangrienta contra los herejes y los xenos, tras varios meses de lucha intensa, las bajas generadas en ambos bandos fueron bastante catastróficas, tanto los fanáticos cruzados como los guerreros sedientos de sangre del Ocaso no se retiraban y la lucha se alargó varios años más, y con una victoria ajustada del Castellano Kasther sobre las fuerzas renegadas se inició una persecución a los pocos eldar presentes en la contienda, tras una amarga lucha el vidente Sherathror se retiró del planeta con heridas muy graves provocadas por el castellano. En los meses siguientes se inició una purga sobre la población tocada por la herejía así como la eliminación de todo hereje, mutante, xeno y abominación que estuviera en el planeta.

M39.165 La gran flota de Cruzada bajo el Mando del Gran Mariscal Kaelos se enfrentó contra el levantamiento de la necropolis de Kerath, tras una guerra que desgastó ambas fuerzas, los ataques de los cruzados lograron hacer mella en el suministro energético necrón que tras fallar varias veces y con la detonación de varias bombas de fusión en las catacumbas, lograron eliminar la amenaza xeno.

M39.459 El Mariscal Hakel inicia la Cruzada de la Daga Dorada en la cual se hacen ataques destructivos a gran cantidad de flotas de piratas eldar y humanos renegados, además de eliminar las rutas de abastecimiento a las líneas caóticas cercanas al Torbellino, además de atacar con fuerza toda facción renegada que estuviera a la vista. Se han instalado varias fortalezas-Monasterio en mundos donde esta cruzada se ha llevado a cabo, el número de cruzados se ha duplicado.

M41.297 La Flota de Cruzada del Castellano Nemerth se encontraba patrullando el borde exterior de la Franja Este, entonces una llamada de auxilio procedente del mundo fortaleza de Jaeregër, el Castellano Nemerth partió de inmediato para ayudar al planeta, Los Cruzados descendieron sobre el mundo y se encontraron con gran parte de los Guardias Imperiales muertos y gran parte de las defensas y muros saboteados, el causante de todo este mal era Drünheim el Magnicida que lideraba a sus marines traidores del culto a la destrucción para debilitar el planeta. Pero el príncipe demonio estaba combatiendo contra sus archienemigos los Ejecutores Negros bajo el mando del Capitán Kran. Los Cruzados colaboraron con los Ejecutores en una batalla que hizo que el Magnicida se retirara, pero esto fue solo el comienzo, una vez eliminada la amenaza herética, el gran devorador atacó, tras meses de intensa lucha contra los tiránidos, un plan arriesgado entre el Castellano Nemerth y el Capitán Kran logró negar la conexión de los tiránidos con la mente enjambre y tras una batalla que implicó una gran cantidad de bajas, se logró salvar el mundo de Jaeregër de la amenaza xeno.  

M41.960 La flota Cruzada del Mariscal Sigfrid interceptó la flota pirata denominada "Dolor Arcano" los renegados y herejes fueron purgados en una batalla sin cuartel en la cual en el primer asalto Altek el silencioso eliminó sin piedad a todo hereje, mutante y abominación de la nave, usando solo su escudo tormenta y su espada de energía. Tras la batalla los informes confirman que el pirata renegado Tarian murió en el puente de su propia nave junto a toda su flota pirata, el Mariscal Sigfrid bombardeó hasta la destrucción las naves profanadas para que no quedará nada que pudiera ser útil.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.