Wiki Fanon Cuarentamil

-Qué pequeño se ve. Y qué bonito.

        Por primera vez en su vida, Kel'tion no tenía ganas de hablar. Contemplaba desde una cristalera en la nave cómo su planeta natal se alejaba poco a poco. Lo veía todo: el grande y verde continente que suponía unas nueve décimas partes del territorio habitable del planeta, con sus montañas, bosques y fortificaciones tribales; los pequeños archipiélagos de islas inexploradas, tan salvajes y vírgenes que ni los propios exoditas se habían atrevido a aventurarse; la vasta extensión de desierto al sur del continente, que era el centro de toda la energía psíquica planetaria y que tan solo estaba habitado por unos pocos y ancianos guardianes encargados de conservar en buen estado los Monolitos cristalinos en los cuales fluía el mundo espiritual... Una hermosa vista.